En Lanco se implementó el Programa de Fomento a la Innovación Indígena

En la localidad de Malalhue, comuna de Lanco, región de Los Ríos, se lanzó el Programa de Fomento a la Innovación Indígena, un convenio establecido entre las direcciones regionales de INDAP Los Ríos e INIA Remue de la región de Los Lagos.

La comuna de Lanco fue focalizada con este nuevo programa del ministerio de Agricultura -que se implementa desde marzo de 2017 tanto en la región de Los Ríos, como en las regiones de La Araucanía y del Bio Bio- y busca apoyar la entrega de conocimiento técnico a familias que son usuarias del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) de INDAP.

La ceremonia se realizó en el predio del usuario Guido Ulloa Manquepillan, ubicado en la localidad de Malalhue, comuna de Lanco y en ella participaron la seremi de Agricultura, Moira Henzi, los directores regionales de INDAP, Marcelo Ramírez y del INIA, Sergio Iraira, consejeros regionales, representantes de la municipalidad de Lanco, director birregional de CNR, beneficiarios y equipos territoriales del Programa Territorial Indígena.

En esta ocasión, el programa favorecerá a 12 usuarios y usuarias del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI), de Lanco y consiste en establecer un observatorio tecnológico para implementar un conjunto de actividades orientadas a favorecer la innovación mediante el intercambio de conocimientos entre agricultores, extensionistas y otros actores vinculados a las actividades productivas. Mencionar, que, en 2017 el programa se focalizó en Panguipulli beneficiando a 18 agricultores PDTI.

La seremi de Agricultura, Moira Henzi, señaló que “esta alianza entre servicios del agro logra impactar positivamente la producción de los pequeños agricultores de nuestra región. Con este tipo de proyecto el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera y el Ministerio de Agricultura, aborda una situación que logra mejorar la productividad de los pequeños agricultores con el conocimiento que tiene INIA”.

El director regional de INIA, Sergio Iraira, indicó que la firma del convenio cobra relevancia ya que se acerca la innovación tecnológica a las pequeñas comunidades mapuche, “tal cual nos ha indicado el ministro de Agricultura, el trabajo se hace con los agricultores y en la disposición de qué elementos, sistema productivo o innovación incorporar; son ellos los que tienen el 50% de la decisión y eso es lo que buscamos con la continuidad de este acuerdo”.

El director regional (s) de INDAP, Marcelo Ramírez, sostuvo que esta capacitación contribuye aún más a lo que hacemos como institución, “lo positivo de continuar con el convenio se traduce en mejor producción y mayor preparación a los equipos técnicos del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) y, también, a los usuarios del programa de desarrollo territorial indígena, de las comunas de Lanco y Panguipulli”.

Fomento a la Innovación Indígena

En el predio del agricultor, Guido Ulloa, se introdujo la tecnología de micro túneles (producción de hortalizas bajo plástico), y la incorporación de manejo agroecológico y la introducción de nuevas especies como: variedades de repollo, coliflor, kale y mizuna, ampliando el período productivo y la oferta de especies.

La base de este proceso es la metodología utilizada, cuyo pilar fundamental es el “Diálogo de Saberes”, acompañado de la metodología “Aprender Haciendo”, lo que generó los espacios para el intercambio de conocimientos, experiencia y necesidades de los participantes.

El proceso se realizó de manera horizontal, donde la toma de decisiones fue de común acuerdo entre agricultores, equipo de extensión PDTI, especialista e investigadores de INIA, con especial énfasis en el contexto cultural de la cosmovisión de los Pueblos Originarios.

El agricultor validador, Guido Ulloa, cuenta con 6 hectáreas que fueron adquiridas en 2009 mediante un subsidio de tierras. Forma parte de la comunidad mapuche Nihual Mapu y en su predio desarrolla el rubro hortícola, produciendo y comercializando en forma continua.

“Esto ha sido de gran ayuda para mí, porque antes yo era apatronado y ahora con esto puedo mantener a mi familia y, también, con el apoyo de mis caseras mis lechugas llegan hasta Santiago”, puntualiza Ulloa Manquepillan