Mujer abusada sexualemente en Paillaco abrió la discusión respecto a la peligrosidad de los lugares de acceso a la ciudad

El vejamen que experimentó la joven paillaquina de 19 años, víctima de robo y abuso sexual mientras esperaba locomoción para dirigirse a Reumén, en la pasarela peatonal de calle Vicuña Mackenna, reabrió la discusión respecto a la seguridad ciudadana en los sitios de acceso a la ciudad.

El lamentable suceso, informado en exclusiva por la Voz, es uno de los tantos hechos de violencia experimentados por la comunidad paillaquina, durante las últimas décadas, que ya comenzaba a olvidar.

Tras publicarse la noticias, las redes sociales estallaron repudiando el hecho. Miles personas visitaron La Voz de Paillaco y criticaron el accionar del menor de 17 años, domiciliado en Futrono, quien fue detenido la mañana del sábado pasado tras utilizar el mismo celular robado la noche anterior.

ACCESOS DE ALTA PELIGROSIDAD

Varios son los puntos que la ciudadanía catalogó como peligrosos.
Uno de ellos corresponde al acceso a Paillaco por Valdivia, en el cual hay dos paraderos habilitados para quienes viajan a Osorno y a la capital de Los Ríos. Unos 100 metros al interior, está el cruce ferroviario, que en sus alrededores adolece de la iluminación adecuada.
Situación similar ocurre en el paradero habilitado para quienes viajan a Itropulli y en la pasarela de calle Vicuña Mackenna donde ocurrieron los lamentables hechos de violencia sexual.
Dentro de los próximos días, representantes de la sociedad civil y autoridades locales solicitarán al municipio y a Carabineros la implementación de medidas tendientes a entregar más protección a la población, entre ellas, aumentar la frecuencia de los patrullajes, instalación de botones de pánico y mejorar la iluminación.