Ruta Panguipulli Coñaripe en malas condiciones: Alcalde emplaza a Vialidad para su mantenimiento

Alcalde Rodrigo Valdivia por enésima vez emplaza a Vialidad para que ejecute sus contratos de obras y realice mantenimiento de la ruta entre Panguipulli y Coñaripe

Una vez más y a raíz de las pésimas condiciones en que se encuentra la ruta que une los centros urbanos de Panguipulli y Coñaripe el Alcalde de la comuna Rodrigo Valdivia, ofició al director regional de Vialidad, Andrés Fernández para que se pronuncie sobre el estado de las licitaciones públicas de los proyectos de terminación y mejoramiento de la vía, luego que las obras fuesen abandonadas el segundo semestre de 2017 y que con el paso del tiempo se deteriora aún más.

“Han pasado casi 3 años desde que la empresa que realizaba trabajos de mejoramiento en esa ruta abandonó las obras y todavía, pese a todos los requerimientos de la comunidad y la Municipalidad no se finalizan los trabajos. Peor aún, no se realiza mantención por parte de Vialidad y en esta época con las lluvias las condiciones de la ruta son muy peligrosas para quienes deben transitar a diario por esa vía. Por eso he oficiado por enésima vez a la dirección de Vialidad para que nos dé respuesta sobre el estado de las licitaciones de los trabajos y haga una mantención permanente del camino, ya que pese a que no nos corresponde los equipos municipales han hecho mantenciones en desmedro del trabajo que se debe realizar en caminos vecinales que es nuestra principal labor”, precisó el jefe comunal.

El Alcalde Valdivia señaló además que “la Global de Vialidad a la cual se le pagan cientos de millones de pesos para que realice el mantenimiento de las vías, no realiza los trabajos con la permanencia que se requiere, dejando a la deriva y en peligro de accidentes a cientos de familias. Pese a los esfuerzos que hacen a diario los equipos de la Municipalidad con las emergencias y todos los caminos vecinales que debe mantener no da a vasto”, recalcó la primera autoridad de Panguipulli.

Cabe señalar que al momento de la quiebra de la empresa en 2017, se estimó un 80% el avance de las obras por lo que de la inversión total del proyecto quedaron 1.700 millones de pesos disponibles para poder finalizar los trabajos pendientes.