Los aspectos ocultos de tu personalidad que puede revelar tu firma

Aunque para muchos sea sólo un garabato para firmar documentos, la firma es uno de los elementos más genuinos de nuestra personalidad. Nos representa frente a los demás, por lo que su interpretación podría permitir conocer más del “verdadero yo” de cada persona.

La licenciada en Recursos Humanos y Grafóloga, Marcela Milesi, reveló al diario Clarín cómo la ubicación de la firma en el texto y distintos aspectos de su trazado pueden destapar rasgos y cómo interpretarlos. ¿Te animas a revisar la tuya?

 

1.- La firma y su relación con el texto
Si existe una concordancia en la forma, presión, tipo de trazo y dimensión entre la escritura de una persona y su firma, indica una armonía entre su imagen pública y privada. Es decir que la persona se comporta de igual manera en contextos íntimos y sociales.

Pero, “cuando sucede el caso contrario, cuando no hay concordancia alguna, se pone de manifiesto cierta disociación entre su conducta social e intima”, explica Milesi.

2.- Línea de trayectoria de la firma y del texto
Esta revela aspectos como el grado de madurez y equilibrio emocional.

- Texto y firma horizontal: armonía y equilibrio.
- Texto horizontal y firma ascendente: aparenta ser socialmente equilibrio, pero internamente es excitable e impulsivo. Habla de ambición y necesidad de alcanzar metas más elevadas. Cuando es muy ascendente, también de pérdida de control que reprime constantemente.
- Texto horizontal y firma descendente: parece ser equilibrado socialmente, cuando en realidad hay tendencia a la apatía.
- Texto ascendente y firma descendente: la persona se muestra optimista, pero su estructura de personalidad es apática.
- Texto descendente y firma ascendente: es una persona optimista y con empuje, pero se coarta, hay un exceso de control, falta de seguridad y aplomo en el ámbito social.

 

3.- Ubicación de la firma en relación al texto
Este elemento es un buen indicador “del nivel de dependencia de la vida social y la vida íntima de la persona, ente las ideas y las realización, entre lo que es y lo que muestra de sí mismo. Habla de cómo se presenta frente a los demás y cómo establece su relación con el medio”, explica la experta.

- Muy lejos del texto: alejamiento, esta persona actúa apartada de la sociedad, con su propia moral e intereses.
- Distancia normal (2 ó 3 líneas de trayectoria): buena relación con los otros, armonía y justo equilibrio entre las diferentes esferas de su vida. Sabe adaptarse a las normas y guardar las apariencias.
- Muy cerca del texto: necesidad de contacto, confianza, apoyo y de control. Cuanto más cerca, es mayor la identificación del sujeto con el medio social y profesional. Cuando no hay presión ni tensión en la firma, nos habla de pasividad, de que se va a dejar conducir sin mayores dificultades. Poca personalidad e iniciativa.
- Firma encimada: choca con adornos o con la zona superior de la firma. Implica cierta agresividad al medio, invasión y falta de límite, necesidad de dominar, de imponerse por encima de los demás. Marca dependencia del mundo social, si el ambiente gráfico es negativo habla de confusión (desorden).
- Firma a continuación del punto final: desconfianza, el no poder dejar espacios en blanco implica el no poder desaprovechar nada.
- Firma a la izquierda: inhibición, regresión, no hay contacto con el medio social, dificultades para poder proyectarse.
- Firma a la derecha: buena integración, adaptación al medio, actividad e iniciativa.
- Firma en el centro: Tendencia a tomar precauciones, control de los impulsos, predisposición al razonamiento.

 

Por: pagina7.cl