Descubren el gran poder de la miel

Investigadoras españolas, del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), han descubierto que la miel tiene altas propiedades antioxidantes. En especial la llamada miel de mielada, de bosque o salvaje, que en realidad la obtienen las abejas a partir de la recolección de las secreciones de los pinares.

Además de esta gran propiedad, la miel también posee activos antibacterianos, llamados apósitos embebidos los cuales tiene un poder antibiótico. Desde 2006, en el departamento de oncología de la Universidad de Bonn se ha utilizado la miel para curar heridas de los enfermos y lograr una cicatrización más rápida.

La miel posee un factor antibacteriano debido a un alto contenido de peróxido de hidrógeno y de antioxidantes que protegen la herida de los radicales libres; además el uso de las mieles sobre heridas, ejerce una acción antiinflamatoria que disminuye el edema, la supuración y el dolor haciendo que ayude a la cicatrización.

Contiene también una elevada concentración de fructosa, ideal para curar el estreñimiento ocasional.

Otra de las propiedades de este alimento es que coadyuva ala disminución de acidez estomacal (cuando se consume templada). Es recomendable cuando se tienen úlceras ayudando a su cicatrización, además combate dolores gástricos, reduce la formación de gases en el estómago y ayuda a combatir la gastritis. publimetro.cl